Trazando la identidad homosexual en el arte británico

Una nueva exposición explorando representaciones de la identidad de género, la sexualidad diversa y la homosexualidad se abre en el Tate Britain, explorando la pregunta: ¿qué es exactamente el arte británico homosexual?

“Safo y Erinna en un jardín en Mitilene” (1864)

En cuanto a las obras creadas entre 1861 y 1967, la exposición incluye esta obra de arte por el pintor pre-rafaelita Simeon Solomon. El poeta Safo , aquí a la derecha, se dibuja para parecer andrógino mientras que su amante, Solomon, mantiene atributos tradicionalmente femeninos: Su hombro desnudo y pecho se centran en la pintura. Dos palomas en la pared detrás del piso simbolizan su amor el uno al otro.

Anuncio

“Bañarse” (1911)

Esta pintura del artista escocés y del miembro de Bloomsbury, Duncan Grant, era su contribución al comedor del Borough Polytechnic. Inspirado por viajes a Sicilia y Roma, Grant creó este mosaico de siete cuerpos masculinos idealizados nadando y buceando en el agua. Los críticos de la época se refirieron al arte como degenerado y “Bañarse” fue reconocido como una intervención extraña en un espacio público.

“Autorretrato y Desnudo” (1913)

Cuando la artista británica Laura Knight exhibió esta pieza en 1913, un periodista del “Telegraph” dijo que se acercaba a la vulgaridad. No estaba solo en su opinión en el cambio de siglo. Sin embargo, Knight decidió presentarse en el cuadro como una artista pintando a la mujer desnuda. Era un gesto autoconsciente, que confirmaba su identidad como artista.

“Los críticos” (1927)

También en exhibición en la exposición de Tate: “Los críticos” de Henry Scott Tukes, uno en una serie de pinturas del artista en las cuales las personas se demuestran que mienten cerca del agua o tomando el sol. Este trabajo fue lanzado dos años antes de la muerte de Tukes, en un momento en que el baño desnudo estaba apenas entrando en moda. Para las pinturas, trabajó con modelos que conoció en Cornwall. La costa de Falmouth proporcionó el telón de fondo.

“Douglas Byng” (1934)

Los hombres vestidos como personajes femeninos en el escenario eran parte de una larga tradición en Gran Bretaña, ya que hasta 1660, los papeles de actuación sólo debían ser entregados a los hombres. Esta imagen en blanco y negro tomada por el fotógrafo Paul Tanqueray muestra al comediante Douglas Byng, famoso por los papeles en los que él protagonizaba mujeres. Sus canciones estaban llenas de insinuaciones sexuales y juegos de palabras.

“Jefe de un marinero griego” (1940)

John Craxton vivió en Creta después de 1960 ya menudo se encontró inspirado por el Mediterráneo. Él creó los retratos de los hombres de alrededor de las islas, incluyendo este retrato de un marinero bronceado del Egeo hecho en estilo cubista. La atractiva presentación de los hombres, incluidos los pescadores y los pastores que sirvieron de modelo para Craxton, tenía unos matices homoeróticos.

Quentin Crisp (1941)

Autor y cuentista Quentin Crisp quería aparecer como una estrella de cine en esta foto capturada por Angus McBean. En la imagen en blanco y negro, se puede ver que el autor andrógino ha logrado hacerlo, exhibiendo pestañas largas y una suave expresión facial. “Realmente fue una de las personas más bellas que he fotografiado”, dijo McBean después.

Autorretrato de Gluck (1942)

El Bloomsbury Group inauguró una era moderna y no convencional en el arte que era cada vez más “homosexual”. A principios del siglo XX, el grupo de artistas de la respuesta bohemia a la sexualidad influenció la literatura, la academia y el arte. Virginia Woolf era un miembro del grupo, al igual que Hannah Gluckstein, alias Gluck. En este autorretrato, exhibe su cabello corto y su preferencia por la ropa de hombre.

‘La pintura de vida para un diploma’ (1962)

El influyente artista David Hockney creó esta portada para la revista “The Young Physique”, que mostraba a hombres atractivos, jóvenes y musculosos en poses atléticas. Esta pintura fue parte de su tesis en el Royal College of Art, que colocó la objetivación del artista masculino contra el ojo en los modelos de vida femenina.
Autor: Bettina Baumann (ct)

Sobre la exposición

Mientras que el acrónimo LGBTQ y las identidades representadas por ella – lesbianas, gays, bisexuales, trans, queer – ha entrado en el léxico moderno, estas palabras no eran de uso común, ni siquiera hace una década.

Una nueva exposición en el Tate Britain, “Queer British Art”, destaca este hecho, mostrando cómo los artistas reinterpretaron los conceptos de género y sexualidad a través de sus obras. Esta primera exposición dedicada al arte británico homosexual cubre su historia desde la abolición de la pena de muerte por sodomía en 1861 hasta la Ley de Delitos Sexuales aprobada en 1967.

Hace cincuenta años, este acto despenalizó parcialmente la homosexualidad en Inglaterra y Gales. El aniversario de la histórica ley fue visto como “una buena oportunidad para reflexionar sobre nuestra historia como comunidad y pensar sobre lo que la identidad significa para nosotros hoy”, dijo Clare Barlow, asistente de curador de la Tate Britain.

El espectáculo cuenta con objetos que narran historias sobre la amplia gama de identidades, agregó.

La exposición hace preguntas sobre lo que puede – y no puede – ser entendido como arte homosexual. ¿Es una obra de arte que ha sido creada por una persona que se identifica como homosexual o más bien una obra de arte que trata el tema de la identidad y la sexualidad? Ambos podrían ser verdad.

Al examinar los acontecimientos ocurridos a lo largo de un siglo, la exposición considera el papel que los artistas homosexuales y los pensadores culturales de toda Gran Bretaña han jugado en provocar discusiones sobre la sexualidad.

También muestra obras de arte homosexual que han ayudado a dar forma en que la homosexualidad y la identidad de género se han visto en el ojo público.

La exposición de Tate, dividida en ocho secciones, explora el cambio en las percepciones que han tenido lugar desde los pre-rafaelitas en la década de 1860 hasta el Bloomsbury Set de los años 30 a la lujuria y el deseo del distrito Soho de Londres en los años sesenta.

Evolución histórica a lo largo de décadas

Según los conservadores de la exposición, el reconocimiento público de las identidades homosexuales surgió de la creciente prominencia de las obras de arte homosexual, así como artistas homosexuales y proveedores de la cultura en toda Gran Bretaña.

Luchando con cuestiones de identidad que van en contra de las normas sociales, estos artistas homosexuales hilaban muy fino. Mientras se enfrentaban a la presión debido a la ilegalidad de sus preferencias sexuales, todavía hacían incursiones tanto en sus vidas privadas como en público, creando películas y producciones teatrales a través de dibujos y propagandas de revistas que celebran el cuerpo humano.

Algunos de estos artistas y pensadores se han convertido en miembros conocidos y amados del canon actual. Los libros de Oscar Wilde, incluyendo “El Retrato de Dorian Gray”, son lectura obligatoria para los estudiantes de literatura británica, a pesar de su encarcelamiento de dos años cerca del cambio de siglo por “indecencia total con los hombres”. Su puerta de la celda de la prisión es sólo un objeto en la exposición.

Wilde murió indigente en París después de huir de la represión de Inglaterra en 1900. Compare su destino con el del artista David Hockney: Incluso después de tratar abiertamente con el amor gay en su trabajo, sigue siendo uno de los artistas más influyentes de nuestro tiempo. ¿Qué ha cambiado mientras tanto?.

Un cambio en las actitudes

John Browne, o Lord Browne de Madingley, presidente de la Tate, se inspiraron en su propia experiencia para describir el cambio de actitudes que ocurrió durante su vida.

En 1966, un año antes de que la Ley de Delitos Sexuales se convirtiera en ley, Browne cumplió 18 años. Aunque las relaciones sexuales entre dos hombres ya no eran ilegales de acuerdo con la nueva ley, “cualquier interacción normal que pudiera haber conducido a ella seguía siendo un delito. Y junto con la experiencia de mi madre como sobreviviente de Auschwitz perseguido por ser un miembro identificable de una minoría, resolví mantener mi sexualidad en secreto, permanecí en el armario, ocultando mi verdadera identidad, hasta 2007 “, escribió Browne.

El progreso de los últimos 50 años “sólo ha sido posible a través del liderazgo de individuos y organizaciones trabajando juntos para crear una sociedad en la que todos puedan ser ellos mismos, y donde todos estén incluidos”, agregó Browne.

Arte Homosexual: de sutil a desafiante a la corriente principal

Algunos de esos individuos tomaron un acercamiento más sutil a simbolizar la homosexualidad en su arte. Simeón Salomón “Sappho y Erinna en un jardín de Mytilene 1864”, por ejemplo, es una pintura con dos amantes, ambas mujeres, ambas completamente vestidas, mirando los ojos de la otra.

También hay obras menos codificadas que celebran a las mujeres que desafiaron las convenciones, como Virginia Woolf. Fue miembra del Bloomsbury Set, un influyente grupo de artistas e intelectuales que se hizo famoso por su actitud bohemia hacia la sexualidad en los años treinta.

El Bloomsbury Set tiene su propia sección dedicada en la exposición. Otra sección está dedicada a la escena del teatro, mostrando disfraces, pelucas y otras cosas efímeras de principios del siglo XX.

Sin embargo, el curador de la exposición advierte contra los preconceptos: Aunque “los teatros homosexuales de muchos tipos diferentes han estado claramente presentes en todos los niveles de la sociedad británica durante esos 100 años”, el 50 aniversario de la ley histórica podría ser la oportunidad perfecta de relegar la idea de que nosotros, como personas extrañas, tenemos una predisposición innata hacia una profesión o un tipo de personalidad o cualquier otra cosa en absoluto a la papelera de la historia “, dijo Barlow.

A pesar de que la lucha contra las ideas preconcebidas todavía está en curso, la exposición deja una cosa clara: mientras que incluso las alusiones más sutiles a la homosexualidad podría aterrizar a un artista en la prisión en el siglo XIX, el arte homosexual se atrevió a encontrar su camino en la corriente principal.

La exposición “Queer British Art 1861-1967” se extiende desde el 5 de abril hasta el 1 de octubre de 2017, en el Tate Britain.

Autor de la nota: Courtney Tenz, Traducida por: El Poder de las Ideas.

Anuncio