La artista estadounidense Ariel Adkins viste el arte

Vestir el arte no es una tarea sencilla, y es por eso que hemos dedicado esta nota a la artista de Brooklyn Ariel Adkins, quien ha intentado lucir el mismo estilo de esculturas, pinturas y patrones arquitectónicos, alrededor del mundo.

Cada semana, la artista y fundadora del blog,Artfully, viste y transforma su ropa, en una prenda capaz de ser utilizada, con herramientas sencillas como pinturas, ella lo describe de la siguiente manera: “Mi forma principal de arte, es inspirada por otro arte.”

Anuncio

Fotografía:  propiedad de artfullyawear.

La joven artista y empresario ha convertido un cuadro de Claude Monet en un traje de fiesta y ha modelado trajes económicos inspirados en obras de Pablo Picasso. Su innovación favorita es un vestido de turno cubierto de azul vibrante, rosa y una franja de color naranja que imita una obra multicolor de un arquitecto nigeriano, desde el piso hasta el techo que mostró en una exhibición en Filadelfia el otoño pasado.

El artista, Francis Kéré, estaba tan impresionado que le ordenó una chaqueta a la medida realizada por ella.

Como sugiere la marca, Artfully Awear pretende fusionar el arte y la moda, así como empujar a la gente a participar con el arte desde una perspectiva alternativa.
“Me gusta dar un ejemplo de cómo dos más dos son iguales a cinco”, dijo Adkins antes de acoger un taller para niñas en Greenwich la semana pasada. “Pienso en lo que hago como inspiración de una obra que se convierte en el producto, que equivale a más de la suma de las partes debido a la experiencia emocional del proceso”.

Fotografía:  propiedad de artfullyawear.

Adkins ha estado diligentemente produciendo sus proyectos semanales y buscando marketing para Artfully Awear por unos años, dijo Adkins, pero ella formó el concepto hace 10 años.

Fotografía:  propiedad de artfullyawear.

Como un activo, Adkins encontró una falda de segunda mano que instantáneamente le recordó las pinturas impresionistas de Monet en su serie Almiares. La falda no era tan atractiva, recuerda Adkins, pero sólo “giró una perilla en mi cabeza” debido a sus similitudes con la famosa obra.

“En realidad fue algo feo”, dijo Adkins sobre la falda que retrataba imágenes de Almiares y equipos agrícolas. “Realmente no me gustó el patrón”.

Pero su filosofía es que no tiene que gustar cada pieza con la que trabaja. “Hay una cantidad interminable de inspiración por ahí, y no tiene que gustarme todo”, dijo.

Adkins, dijo que no recibe el pago de todos sus proyectos, pero el número de museos y artistas que se acercan a ella para colaboraciones es creciente.
“Quiero ir a todas partes”, dijo.

Referencias:

  1. Página del proyecto“, Artfully Awear.

Anuncio